El Club Gastronómico de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife tiene entre sus objetivos principales generar líneas de colaboración para que Tenerife se convierta en un referente enogastronómico, ampliando el concepto de turismo desde la buena mesa tanto desde el punto de vista de la genuina cultura culinaria canaria como desde las nuevas creaciones gastronómicas. En esta línea de trabajo, el Club considera fundamental y estratégico lograr una mayor profesionalización y mejora de la competitividad del sector bares y restaurantes, a través de un amplio programa de formación y de campañas de concienciación. Queremos contribuir a seguir poniendo en valor la producción local, así como nuestros chef y restaurantes reconocidos nacional e internacionalmente.


El Club está formado por grandes profesionales del ámbito de la restauración y la hostelería, la viticultura y la comunicación especializada de Canarias, además del Aula Cultural de Enoturismo y Turismo Gastronómico de la Universidad de La Laguna.


Además del presidente de la Academia de Gastronomía de Canarias, José Luis Zubieta, el Club está formado por los Estrellas Michelín, Erlantz Gorostiza, chef del restaurante MB The Ritz Carlton Abama; el artífice de que su establecimiento sea el único de Canarias con dos estrellas Michelin. También cocinando en el mismo hotel, concretamente en el restaurante Kabuki, Daniel Franco ha logrado y mantenido una estrella; igual que Alexander Tadashi Tagami, que con su especialidad de cocina japonesa en el restaurante Kazan ha conquistado otra. El último en incorporarse al firmamento es Juan Carlos Padrón, del El Rincón de Juan Carlos, en Los Gigantes.


Otros chefs importantes que forman parte del Club son Juan Carlos Clemente, vicepresidente de la Asociación de Cocineros y Reposteros de Canarias (Acyre), Alberto G. Margallo, del restaurante San Sebastián 57 y Sibia García, de la Tasca La Mesa Noche.

Del ámbito vitivinícola se encuentran Hugo Luengo, presidente de Avibo, Toño Armas, propietario de El Gusto por el Vino; Clara Rodríguez, propietaria de Bodegas El Lomo; Felipe Monje, propietario de Bodegas Monje; Enrique Alfonso, propietario de la Bodega Altos de Trevejos; Manuel Capote, enólogo y propietario Bodegas Balcón de La Laguna; Gabriel Santos, co-director del Aula Cultura de Enoturismo y Turismo Gastronómico de la Universidad de La Laguna; y Hugo Pérez del Valle, campeón regional de Sumillería.


También forman parte del Club Juan Carlos Arricivita, director general de la Escuela Superior de Hostelería Tenerife Norte Teobaldo Méndez, propietario de El Aderno; Ángel Muñoz Garriga, profesor técnico de restauración y propietario del restaurante Arbeola; Fran Relea, propietario de Restaurante Cazan; Luis Durango, responsable de Comunicación y Relaciones Externas de la Compañía Cervecera de Canarias; Samuel Sosa, director comercial del Iberostar Gran Hotel Mencey; Antonio Díaz, propietario de Pastelería Díaz y presidente de la Asociación de Pasteleros e Isabel González de Chaves, gerente de la Cuadra San Diego.


En cuanto a los profesionales de los medios de comunicación, el Club cuenta con José Luis Conde, coordinador del suplemento de Gastronomía de Diario de Avisos; Gonzalo Castañeda, editor de Mesa Abierta; Sergio Lojendio, redactor de gastronomía de El Día; Francisco Belín, periodista gastronómico; Laura Docampo, redactora de gastronomía de La Opinión de Tenerife; Christian Pérez, director de ¡Qué Bueno Canarias!, y Elena Barrios, periodista gastronómica.

Club Gastronomico de Tenerife

Tenerife, patrimonio de sabores

La gastronomía es un valor cultural con identidad propia y que contribuye enormemente a conocer una región. La restauración mediática es aquélla que está laureada principalmente por los medios de comunicación y las propias guías de reconocido prestigio que sin duda alguna contribuyen a llamar la atención del consumidor final. Y está claro, la restauración mediática permite exportar nuestro Producto Gastronómico a nivel internacional.


La cocina tinerfeña deslumbra. Catorce restaurantes de la Isla han conseguido brillar tanto que la célebre Guía Repsol los ha reconocido en su nueva edición como sus soles. Estas populares distinciones gastronómicas, que la compañía petrolera personaliza en forma de astro, no hacen sino confirmar el estrellado de unos fogones isleños que vienen pisando fuerte. Ahora, ya cuentan con una o dos condecoraciones que las avalan. Nada más y nada menos que los soles de Repsol. Canarias resplandece con 25 galardones, de los que catorce centellean en la provincia tinerfeña. Por encima de todas las creaciones de la Isla deslumbra la del restaurante Kazan en Santa Cruz. Su cocina japonesa, que cuenta ya con una estrella Michelin, se ha colado por primera vez en la lista de “soles” de Repsol por todo lo alto consiguiendo dos estrellas. Junto a ella, el restaurante M.B. del Hotel Abama, distinguido también con dos astros, conforman la mejor oferta gastronómica de Tenerife según los criterios de la empresa.


La Guía Repsol 2015 premia a otros ocho establecimiento isleños por lo que se guisa en sus fogones. Se trata de una lista de restaurantes tinerfeños, que se extienden de Norte a Sur, que han logrado alzarse con un “sol”. Repiten en el ranking las creaciones del Kabuki Abama, la cocina japonesa del Hotel Abama, los platos creativos y de mercado de El Rincón de Juan Carlos, localizado en Los Gigantes, la oferta tradicional de El Templete en El Médano, la cocción de Braulio Simancas en Las Aguas, situado en Adeje, la técnica elegante del Lucas Maes, en pleno Valle de La Orotava y la fusión del Pancho con unas inmejorables vistas a Puerto Santiago. Además, dos nuevos restaurantes tinerfeños se han adherido a esta categoría. Por un lado, el restaurante Bogey en el Hotel Las Madriguera de Playa de Las Américas, conducido por el chef Jesús González, considerado como pionero de la renovación de la cocina canaria y que ya ha logrado varios “soles” con su anterior restaurante El Duende ya cerrado. Por otro lado, el Archete en Candelaria, reconocido por unas creaciones afianzadas en las raíces y en los géneros locales y de temporada. Sin embargo, según la nueva Guía Repsol, ningún establecimiento tinerfeño reúne los requisitos para alzarse con las tres estrellas, un galardón que solo puede levantar en el Archipiélago el restaurante La Terraza, de José Rojano, en Las Palmas de Gran Canaria.